Una impresora imprimiendo una tarjeta de plástico

Muchos tipos de negocios cuentan con un programa de fidelización, un club de clientes VIP o propuestas similares. Desde gimnasios hasta cadenas de restauración tienen su propia forma de recompensar y/o identificar a sus clientes. Toda empresa debe cuidar de la clientela, ya que es más fácil que un consumidor repita en el mismo comercio antes que captar a uno nuevo. Una buena opción es repartir tarjetas de fidelización y ofrecer ventajas, además de la sensación de membresía y pertenencia a un grupo, es decir, se crea un vínculo con entre el usuario y la marca.

Las impresoras de tarjetas sirven para personalizar tarjetas y poder entregarlas al momento, facilitando el proceso de fidelización. Las tarjetas no son más que un pequeño plástico que el cliente puede llevar encima en cualquier momento, al que se le puede dar con un atractivo diseño y la imagen de la empresa. En Logiscenter podrá encontrar diversos modelos de impresoras de tarjetas con diferentes funcionalidades para cubrir sus necesidades específicas, así como todo tipo de tarjetas.

¿Qué es una impresora de tarjetas?


Este tipo de impresoras transfiere o imprime una imagen de un archivo digital a un soporte plástico, en este caso, una tarjeta. Son unas máquinas que, además de imprimir sobre las tarjetas plásticas, pueden, con algunos modelos, codificarlas. Llevan a cabo ambas labores en el mismo proceso. Las tarjetas suelen estar codificadas, almacenando información en un chip, banda magnética, tag RFID o con un simple código de barras impreso que permite identificarlas y vincularlas a un usuario o datos concretos. Existen múltiples tecnologías de identificación aplicables sobre una tarjeta plástica, por lo que la impresora debe disponer del dispositivo codificador adecuado.

La mayoría de las impresoras de tarjetas funcionan con sublimación de tinta (funcionan con ribbon e imprimen directamente sobre la tarjeta), aunque también existen impresoras por retransferencia (imprimen sobre un film que acaba pegado a la tarjeta). También existe la posibilidad de imprimir solo a una cara o sobre las dos y, aunque lo normal es utilizar tarjetas de PVC, hay muchos otros compuestos plásticos y materiales sobre los que se puede imprimir.

¿Cómo diseñar las tarjetas de fidelización?


La principal opción -y la más adecuada- es optar por un software de diseño de tarjetas. Son programas que permiten personalizar por completo las tarjetas para su posterior salida en las impresoras. Pueden incluir datos automáticamente desde una bases de datos existente que contenga toda la información necesaria. Los fabricantes de impresoras de tarjetas, como Zebra, Evolis o Datacard, ofrecen sus propios programas de edición de tarjetas. Todos permiten crear el diseño base para editarlo fácil y dinámicamente con los datos necesarios en cada impresión.

Otra alternativa es crear el diseño desde cero en cualquier programa de edición de imagen. Solo será necesario conocer las dimensiones de las tarjetas para adaptar la creatividad. La limitación que tiene ese sistema es que, si no cambiamos el diseño, se imprimirá lo mismo siempre sobre todas las tarjetas. Es decir, no permite personalizarlas individualmente de forma directa.

Si todavía tienes dudas sobre las impresoras de tarjetas, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.