Brazo con una pulsera identificativa de hospital

El sector sanitario es el que más emplea las impresoras específicas para pulseras y brazaletes. Cada día se utiliza una gran cantidad de pulseras de hospital para poder identificar rápidamente a los pacientes. Estos brazaletes llevan impreso un código de barras único y asociado a cada paciente, que permite mantener el control de una manera ágil y escalable. Además, hay varios tipos. Conozcamos un poco más a fondo este instrumento.

Qué son


Las pulseras de hospital son un elemento identificativo personal de los pacientes. Estos elementos desechables están personalizados al llevar impreso un código de barras asociado a cada paciente y a sus datos médicos personales, todo gracias a una impresora y software adecuados.

No son pulseras de simple papel, sino que también están recubiertas de barnices UV para ser resistentes al agua, geles bactericidas de manos, detergentes suaves u otras sustancias empleadas en hospitales. Se trata de barnices que garantizan que la impresión siga siendo legible durante toda una estancia hospitalaria típica. Otras propiedades del material con el que están hechas a tener en cuenta son las antimicrobianas, para evitar el contagio de infecciones hospitalarias comunes.

Tipos


Los brazaletes tienen que ser adecuados para una amplia gama de pacientes, de cualquier edad y estado de salud. La marca Zebra ofrece una gama de pulseras creadas especialmente para pacientes adultos dentro del modelo Z-Band. Son de impresión térmica directa, no contienen látex y, dependiendo de sus características, podemos encontrar varios tipos:

  • Z-Band Direct: las más populares. Están hechas de polipropileno flexible con barniz protector. El diseño es simple e intuitivo y permite un cierre adhesivo que ofrece comodidad, durabilidad y una aplicación sencilla al personal de enfermería.
  • Z-Band UltraSoft: además de contar con las propiedades anteriores, se caracterizan por ser muy suaves. Este material sintético flexible, desarrollado específicamente para atender las necesidades de pacientes con piel delicada, presenta un reverso suave al tacto que proporciona mayor comodidad.
  • Z-Band QuickClip: también son de polipropileno flexible con barniz protector, pero tienen un cierre con clip (blanco o de colores).
  • Z-Band Fusion: destinado al uso en instalaciones de cuidados a largo plazo. Es de polipropileno con autolaminado para impresión térmica directa, ofrece una durabilidad superior y garantiza que la información impresa permanezca protegida y escaneable hasta 60 días. Con cada pulsera se incluye una barra alargadora de brazalete que permite una mayor flexibilidad en la identificación de pacientes bariátricos o con edemas.

Para qué sirven


En un hospital, con el gran flujo de pacientes que hay, es necesario contar con unas pulseras que ayuden a identificar a los pacientes de forma rápida, clara y sin complicaciones. Los errores de identificación de pacientes constituyen uno de los mayores riesgos para su propia seguridad, pues así evitamos que reciban la medicina errónea, por ejemplo.

Para esta identificación sin error, los brazaletes son una herramienta, ya que al estar asegurados en las muñecas de los pacientes se minimizan los riesgo de pérdida del identificador y de confusión con otros.

Los mejores brazaletes deben tener en cuenta, además, las diversas necesidades que se pueden presentar, como la comodidad del paciente, la reducción de errores médicos, la mejora del flujo de trabajo o la agilización del proceso de ingreso.

Códigos


Con el objetivo de mantener el control de la forma más fiable posible, las pulseras de hospital tienen códigos de barras impresos para identificar al paciente. Puede ser un código unidimensional o bidimensional, según el software y diseño utilizados.

Para escanear los códigos de barras, será necesario contar con los terminales adecuados, como lectores o PDA.

Si todavía tienes dudas sobre las pulseras de hospital, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.