Ordenador portátil robusto de Getac

Los ordenadores portátiles robustos, también llamados “rugerizados” o industriales, se han convertido en una herramienta fundamental y clave en muchas empresas. Satisfacen las necesidades de cualquier negocio gracias al alto rendimiento, durabilidad y resistencia que permiten realizar tareas de manera rápida y segura, optimizando el tiempo y reduciendo los errores para todo trabajador.

Son ideales para usuarios que necesitan llevar un ordenador a lugares donde hay un mayor riesgo de dañarlo, como en el exterior o en entornos industriales. Es decir, están específicamente diseñados para ser utilizados en fábricas, talleres, plataformas mineras, petroleras y otras instalaciones similares. Podemos encontrar, por ejemplo, portátiles militares o para el sector de la construcción, así como los destinados para los sectores sanitario o educativo.

Desde la gestión de un almacén hasta el soporte de técnicos en el trabajo de campo, los portátiles robustos son más eficientes, productivos y resistentes que un ordenador comercial. Ayudan a aumentar la velocidad, la precisión y el número de tareas que se pueden completar en un día de trabajo. También permiten la sincronización de la información recogida con todos los sistemas de la compañía.

¿Qué es un portátil robusto?


Un ordenador portátil robusto está diseñado para soportar los golpes, vibraciones y otras formas de daño mecánico. Según el grado de protección IP, también está protegido ante la entrada de polvo y agua. Suelen tener pantallas más grandes y un teclado más resistente para facilitar su uso en los entornos industriales.

También ofrecen un rendimiento y un hardware más potente para manejar aplicaciones más exigentes con la familiaridad que ofrece un sistema operativo conocido y utilizado en los dispositivos personales, como Windows. Su batería también tiene una mayor duración, lo que le permite funcionar en condiciones difíciles y sin estar conectado a la red eléctrica. Gracias al portátil, el usuario puede tener a mano todos los datos necesarios para llevar a cabo su labor. Las opciones de conexión inalámbrica (4G, 5G, GPS, Wi-Fi, Bluetooth, etc.) permiten, además, movilidad por el entorno de trabajo e, incluso, fuera de este (para los transportistas, por ejemplo). Todo esto sin olvidar que podemos conectar otros terminales al ordenador, como lectores de código de barras.

Debido a todas sus características superiores en cuanto a durabilidad y resistencia, tiene un precio más alto que un portátil convencional.

Si todavía tienes dudas sobre los portátiles robustos, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.