Una persona escaneando un código de barras con un lector de manos libres

Más de una vez habrás visto a tus empleados, o a ti mismo, haciendo malabares para poder sostener el terminal y el producto o para no caerte mientras escaneas un código desde las alturas. Trabajar en logística no es fácil, pero hay muchas tecnologías que ayudan a aumentar la productividad. Para gestionar la paquetería de una forma cómoda y segura existen lectores de manos libres que agilizan en gran medida el trabajo a realizar.

Los escáneres de manos libres también están presentes en otros ámbitos, como los de presentación en los terminales de punto de venta. Veamos los diferentes tipos de terminales de manos libres que existen y sus aplicaciones:

Lectores wearable


Los lectores wearable o “ponibles” son de reducido tamaño. Tienen una montura flexible que permite colocarlo en la maño o la muñeca sin tener que sujetarlo, dejando la palma y los dedos libres para manejar otros artículos o realizar otras tareas a la vez que lee los códigos de barras. Para que sean verdaderos escáneres manos libres, funcionan a través del sistema picking por voz. A través de comandos de voz, el terminal es capaz de escanear códigos de barras y hacer otras labores, como modificar unidades o cambiar estados de disponibilidad.

Este tipo de lector está presente en almacenes, fábricas, transporte y logística, principalmente.

Lectores de presentación


Los lectores de presentación son fijos y suelen estar situados en un mostrador o un lugar similar, sin necesidad de tener que ser sujetado por un operario para utilizarlo. Con solo pasar los artículos por delante es capaz de leerlos automáticamente, sin necesidad de activar el escáner ni hacer ninguna otra acción. Una gran ventaja es que, en lugar de tener un único apuntador como el escáner manual, cubre amplias áreas de lectura, facilitando la puntería. En esta clasificación también podemos incluir los empotrados, que van integrados en mostradores, armarios o mesas.

Pueden estar presentes en el sector retail, concretamente en los puntos de venta, por ejemplo. Generalmente, puede encontrarse en las cajas de las tiendas, ya que permite escanear muchos artículos de forma fácil y rápida. También son muy comunes en supermercados y líneas de auto check-out. Ambos tipos ayudan a aumentar la velocidad de escaneo, lo que mejora el rendimiento.

Lectores de automatización


Los lectores de automatización también son fijos. Están destinados a ser integrados en un sistema automatizado más grande. Este escáner está hecho para ser montado en líneas transportadoras o en kioskos y no necesita de un disparador o botón para leer los códigos. Siempre estará encendido o se activará mediante un sensor o controlador externo. Además de códigos de barras, pueden analizar imágenes o medir las dimensiones de un paquete, por ejemplo. Podemos encontrarlo, por tanto, en grandes centros de distribución o cadenas de montaje, entre otros.

Si todavía tienes dudas sobre los lectores de manos libres, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.