La principal duda que se plantea un gestor a la hora de elegir un sistema de control de presencia  por huella dactilar es que este cumpla con la legalidad vigente.

Los terminales biométricos de Logiscenter no almacenan en ningún momento ninguna imagen de la huella dactilar,  solo se limitan a almacenar una serie de datos identificativos de la huella mediante los cuales sería totalmente imposible obtener la huella.

Respecto a la ley de protección de datos de carácter personal 15/1999 del 13 de diciembre, los datos de huella dactilar que almacenan nuestros sistemas de control de presencia se consideran de bajo nivel. No se consideran de nivel alto, ya que no puede obtenerse a partir de ellos datos sobre orientación sexual, sexo, raza, etc... Ni tampoco se consideran de nivel medio ya que tampoco podríamos obtener datos de los gustos, aficiones, habilidades, etc... del propietario de la huella.

Según la citada ley, un dato de carácter personal de nivel bajo que es usado solamente para el control interno del personal de la empresa no requiere de autorización de los empleados ya que se entiende que son datos necesarios para la gestión interna. Tan solo sería necesario publicar en el tablón de anuncios una nota informativa de que se va a implantar un sistema de control de presencia por huella dactilar y que se van a tomar las huellas dactilares de todos los empleados determinando que este sistema cumple con la legalidad vigente.