Diferencias entre los lectores de código de barras 1D y 2D

El lector de código de barras es un equipo de tecnología que permite decodificar una simbología en concreto compuesta por barras y un fondo blanco que a tráves del láser logra leer el sistema binario y transmitirlo a un ordenador como formato tradicional.

El primer lector salió al mercado en el año 1964 y desde entonces se ha vuelto imprescindible para cualquier negocio, ya que es una herramienta con la cual podrás realizar tareas diarias como recepción de mercancías, inventario, seguimiento y envío de productos a grandes o pequeñas escalas, etc. Esta tecnología permite reducir los errores humanos y automatizar parte de la gestión. Existen una gran variedad de lectores y, una primera diferenciación sería en función de su capacidad lectora en dos grandes grupos: los lectores 1D y los lectores 2D.

Los lectores 1D leen unidireccionalmente la distancia entre cada uno de los elementos del código de barras lineal de izquierda a derecha y lo decodifica a nuestro sistema operativo para poder identificar el producto. La cantidad de información está limitada normalmente a 20-25 caracteres (letras o números).

Con la necesidad de almacenar más datos en un mismo o incluso menor espacio surgen a finales de los años 80 los códigos de barra en dos dimensiones (2D o bidimensionales), que son capaces de almacenar hasta 7.000 caracteres, incluyendo no sólo letras y números sino también, fotos, URLs, coordenadas geográficas, texto, etc. Podría decirse que los códigos de barras 2D son una especie de enlace (entendido como link) impreso en un papel, y adoptan distintos formatos, como los códigos QR (“Quick Response”), que son de los más habituales, pero también existen otros estándares como los códigos Data Matrix, los códigos MaxiCode, códigos Aztec…

En determinados sectores ha sido la nueva legislación la que ha impulsado el cambio de codificación de 1D a 2D, recientemente a nivel europeo las directivas sobre medicamentos falsificados, por un lado, y de trazabilidad del tabaco por otro.

Una de las diferencias a destacar entre la capacidad de escaneo de los lectores 1D vs. 2D es que los lectores bidireccionales ofrecen una ventaja superior a los unidireccionales ya que logran leer códigos viejos, dañados o estropeados, rayados, perforados, arrugados y aún sigue siendo legible para el escáner ya que este tipo de código ofrece mayor seguridad.

A medida que ha pasado el tiempo, los escáneres de última tecnología suelen leer códigos 1D y 2D, pero depende de tu negocio, la legislación aplicable y el uso que vayas a darle te convendrá uno o el otro. Por ejemplo, si es para identificar productos de comida, la gran mayoría son aún códigos de barras 1D, pero si necesitas decodificar información de cualquier tipo o a mayor escala te vendrá mejor un lector que lea ambos formatos 1D y 2D, para así tener la fiabilidad de tener un equipo integral y polivalente.

Si necesitas más información para poder elegir el lector ideal para tu negocio, llámanos a nuestros números de teléfono o escríbenos a nuestro chat que nuestros expertos te asesoraran para conseguir el equipo ideal.

¿Sabías que? Logiscenter es partner de referencia de distintas marcas líderes en el sector de tecnología especializadas en la lectura de los códigos de barra como: Zebra, Datalogic y Honeywell.