Una persona colocando una pulsera de papel para eventos a otra persona

Una buena pulsera de papel puede marcar la diferencia en tu evento. Un bonito recuerdo del gran día que pasaron los asistentes, con un diseño personalizado que la hace única. Además, estos brazaletes ayudan a mantener controlado quiénes son los asistentes de una fiesta o concierto y son muy fáciles de conseguir. En Logiscenter te explicamos cómo hacer pulseras de papel para eventos de forma sencilla, con la ayuda de una impresora térmica y el material adecuado para disfrutar de todas las ventajas que presentan.

Los brazaletes, erróneamente conocidos como “de papel”, realmente están hechos con un material llamado “tyvek”. Este es tan resistente que resulta bastante difícil de romper y, además, permite personalizarlos a tu gusto.

Impresoras para pulseras de papel


Las impresoras de etiquetas estándar pueden imprimir pulseras de papel, pero una impresora de brazaletes ofrece varias ventajas y un menor coste por impresión. Son apropiadas para aplicaciones que necesitan estampar pulseras en el día a día, como las salas de conciertos o las promotoras de eventos. La impresora es esencial para poder hacer tus propios brazaletes.

Estas impresoras pueden contar con varios tipos de soportes, como los que están en un rollo o los que cuentan con un cartucho que simplemente cae en su lugar para estar imprimiendo de forma continua. También ofrecen un estándar de resolución más alto, con lo que se obtiene una impresión clara y precisa del diseño.

Rollo de pulseras de papel

En cuanto a la personalización de estos brazaletes, es posible incluir el nombre o logo del evento u organización, así como la fecha de realización, un eslogan o un hashtag junto a las redes sociales. También puede tener un código de barras para identificar las pulseras durante los accesos y/o salidas.

Podemos optar por dos tecnologías térmicas a la hora de imprimir. Por un lado, tenemos las impresoras térmicas directas, que aplican el calor en un papel termosensible para imprimir los brazaletes. Sin embargo, también existen impresoras de transferencia térmica, extendidas en el uso de pulseras de polipropileno, ya que su funcionamiento consiste en que una cinta (o ribbon) se adhiere a la etiqueta por el cabezal de impresión.

Tipos de pulseras


Entre los diferentes tipos de brazaletes, los de papel son los más baratos. Son de un solo uso, aunque pueden aguantar legibles e ilesas durante, al menos, un par de días. Hay de muchos colores diferentes y el tipo de cierre más frecuente es con un adhesivo, que impide que diferentes personas puedan utilizarlas.

Los brazaletes de papel o tyvek son muy difíciles de romper y deformar gracias al material con el que están hechos: fibras de polietileno de alta densidad hiladas con flash, un componente sintético muy resistente. Además de las pulseras de papel, existen otras alternativas como las de PVC o vinilo (resistentes al agua), o de algodón (de mayor calidad). Sin embargo, estas tienen un coste más elevado y algunas no son tan fáciles de personalizar.

Hay muchas otras características que diferencian a los brazaletes entre sí, como su textura, mecanismo de cierre, durabilidad o el ancho.

Usos y accesos con pulseras de papel


Las pulseras de papel tienen un objetivo principal, y es controlar el acceso de los asistentes. Gracias a ellas, los trabajadores que estén en la entrada podrán comprobar rápidamente quiénes pasan, ya que podrán reconocerlos con solo ver el brazalete. Suponen una mejora respecto a, por ejemplo, los típicos sellos estampados en las manos del público de las discotecas, ya que no corren el riesgo de desaparecer, o a las entradas en papel, pues enseñarlas de forma continua resulta incómodo.

Estas pulseras pueden ser utilizadas en muchos tipos de eventos, como conciertos y festivales -especialmente en estos últimos, ya que las salidas y entradas del público son más comunes-, fiestas, parques de atracciones u otros acontecimientos que necesiten un control de los asistentes. Asimismo, sirven para diferenciar las zonas a las que pueden acceder los presentes dentro del recinto (tanto el público como los miembros del staff).

Todos estos controles pueden reforzarse al incluir un código de barras en el diseño. A través de un software que los genere y un lector adecuado, los encargados de revisar las entradas y salidas pueden evitar un uso fraudulento de los brazaletes. Otra opción es optar por las pulseras con RFID que, además de revisar los accesos, también permite implementarlo como una forma de pago sin contacto.

Si todavía tienes dudas sobre las pulseras de papel para eventos, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.