Un código de barras superpuesto sobre dos mujeres mirando ropa en una tienda

El código de barras es un sistema que nos permite codificar números y letras mediante una imagen. Hay una gran variedad de tipos de códigos de barras, en función del sistema de codificación que utilicen. Cada uno de ellos está pensado para cumplir una función específica, según la información que recojan. Existen códigos unidimensionales y bidimensionales, que pueden almacenar mayor o menor información. Uno de los más utilizados es el código EAN (European Article Number) o IAN (International Article Number), cuyo cometido es identificar los productos que se venden en las tiendas.

El uso del código EAN-13 está extendido en Europa y casi el resto del mundo, excepto Estados Unidos y Canadá, donde se utiliza el UPC (Universal Product Code). Este recoge un dígito menos (12). Lo más sencillo y común para leer un código de barras es utilizar un lector o escáner, ya que permiten interpretarlo rápidamente. Ahora, vamos a aprender a descifrar un código de barras EAN de forma manual.

Leer un código de barras EAN manualmente


Los códigos de barras EAN tienen una longitud fija ajustada a un espacio relativamente reducido. Está representado por un conjunto de rayas verticales y espacios en blanco -ambos de diferente anchura- que se traducen en un número de 13 dígitos que suele estar justo debajo de ellos.

Para descifrar un código de barras EAN, la clave está en la posición de los números. Los dos primeros indican el país de origen. En el caso de España, su distintivo es el 84. Los siguientes cinco números corresponden al identificador de la compañía que ha fabricado el producto. Los que están colocados entre la octava y duodécima posición pertenecen al producto en concreto.

Por último, el código de barras termina con un dígito de control, que sirve para corroborar que el código es correcto. Para obtenerlo, hay que sumar los números de las posiciones impares, multiplicar el resultado por tres y sumar los dígitos de las posiciones pares. Después de esto, redondeamos el resultado a la siguiente decena superior y el dígito de control será la cantidad que hemos necesitado para alcanzar el redondeo.

Modelo de un código de barras EAN

Por tanto, si tenemos en cuenta estos elementos, podremos identificar a qué producto, empresa y país pertenece el código de barras.

¿Para qué necesitamos un código de barras?


Cualquier producto que vaya a ser comercializado en tiendas, necesita contar con un código de barras exclusivo. Los códigos EAN son de uso obligatorio en sectores como la venta minorista o la alimentación. De hecho, prácticamente no se utilizan en otras actividades. Como permite incluir las 12 cifras de un artículo de almacén en un espacio relativamente compacto, fue desarrollado principalmente para satisfacer las necesidades de almacenamiento en la industria minorista, ya que permite controlar fácilmente el inventario.

En el caso de necesitar códigos EAN, hay que comprarlos. Estos se adquieren a compañías certificadas, que asignan un código de barras único para que lo añadas al packaging del producto. Una buena opción para incluir los códigos en tus productos es optar por una impresora de código de barras, con la que podrás imprimirlos en etiquetas adhesivas o sobre el propio envoltorio.

Si todavía tienes dudas sobre los códigos de barras, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.