Una persona con un lector de código de barras

Los códigos de barras están presentes en todas partes. La mayoría de las industrias los utiliza en un momento u otro de su actividad, y todas las empresas pueden beneficiarse de su uso. Aquí hay algunas de las aplicaciones más frecuentes de la tecnología de código de barras:

Fabricación


Muchos fabricantes tienen un gran flujo de trabajo. Cualquier error en los inventarios de componentes, por ejemplo, puede causar estragos en la eficiencia de una fábrica. Los códigos de barras suelen ser incorporados en el MRP (Material Requierement Planning o planificación de requerimientos de material, en español): los sistemas permiten a las empresas tener datos precisos sobre la logística del flujo de trabajo de fabricación.

Gestión de stock


Si una empresa controla las entradas y salidas del stock, debe utilizar códigos de barras. El uso de esta tecnología le proporcionará la exactitud y la velocidad necesarias para saber qué tiene exactamente en cada momento, es decir, facilita una buena gestión de envíos y recepciones de artículos y materiales.

Almacenamiento


Cualquier empresa que tenga un almacén, debe utilizar los códigos de barras. Hoy en día no se puede trabajar sin ellos, especialmente si se gestiona una cantidad de mercancía que no sea mínima. Con esta tecnología, es posible controlar todo lo que entra y sale del almacén e, incluso, en qué lugar se encuentra exactamente.

Venta al detalle


¿Recuerdas cuando el dependiente del supermercado tenía que pulsar los precios de todos los productos en la máquina registradora? ¿Te imaginas que todavía tuvieran que hacerlo así? Las exigencias actuales de eficiencia (velocidad y precisión) hacen que sea impensable trabajar sin códigos de barras. Además, esta tecnología facilita las labores de los usuarios.

Transporte


¿Quién le viene a la mente cuando piensa en entregar un paquete urgente a tiempo? Seguramente la respuesta serán empresas de transporte como SEUR o UPS. Un factor importante en el éxito de estas compañías fue la incorporación y empleo de los códigos de barras. Los lectores de códigos de barras y las PDA que utilizan están conectados directamente a los ordenadores centrales de la empresa. Con ellos pueden conocer y modificar rápidamente la información relacionada con los paquetes, como el estado (en reparto, entregado, etc.) o los detalles de envío (remitente, peso, etc.).

Hay numerosos usos para los códigos de barras en una gran cantidad de sectores, incluyendo la construcción, el sanitario, el seguimiento de procesos, la gestión de activos, el control de asistencia, las tarjetas de identificación o la gestión de documentos, por ejemplo. No dudes en buscar el código de barras más adecuado según las necesidades de tu compañía.

Si todavía tienes dudas sobre las aplicaciones comunes de los códigos de barras, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.