Aplicación con el código QR de Amazon

La historia más grande de Amazon en 2017 se centró en la compra de cadenas alimenticias. Pero este año parece que el gigante de la venta online está listo para reinventar el concepto del supermercado tal y como lo conocemos, planteando preguntas interesantes sobre las implicaciones de la automatización y el seguimiento de los consumidores en el proceso. La base conceptual de la primera apertura de Amazon Go en Seattle se encuentra en su propio nombre. Todo lo que los clientes tienen que hacer es escanear un código QR (un código de barras bidimensional que se puede leer con un smartphone), coger lo que quieran de la tienda y salir con ello.

En lugar de interactuar con un cajero o usar un kiosko de autocompra, Amazon utilizará tecnología patentada llamada “Just Walk Out”, que usa inteligencia artificial y aprendizaje para monitorear cientos de cámaras y sensores para mantener un registro de sus compras. Una vez que el consumidor sale, sus compras son cargadas automáticamente a una cuenta conectada de Amazon. La mayoría de sus empleados tienen la tarea de revisar las identificaciones de las compras de alcohol, ayudar a resolver problemas potenciales o preparar alimentos frescos en la cocina.

Una persona entrando en Amazon Go con el escaneo de código QR

Cadenas antecesoras


Pero no es el primer supermercado en hacer esto. BingoBox tiene operativas casi 300 tiendas en 29 ciudades en China. Son más pequeñas que Amazon Go, ya que algunas prácticamente son máquinas expendedoras gigantes. El proceso de compra se realiza con un cajero automático, pero delegan la vigilancia a las cámaras de seguridad. Cada producto tiene una tarjeta única que acercas a la caja para registrarlo y, al finalizar la compra, la máquina muestra un código QR que hay que leer con la aplicación para realizar el pago.

Si todavía tienes dudas sobre los códigos de barras, ponte en contacto con el equipo técnico de Logiscenter y ellos te ayudarán en todo lo que necesites.