Cuando introduces nuevos productos para tu marca, el diseño de la etiqueta puede tomar un segundo plano si simplemente lo tienes en primer lugar. Si, vas a querer que el público conozca el nombre y el proósito de tu producto, pero incluso el detalle más insignificante puede tener un gran impacto en la impresión que tu producto da al público. Sabemos que casi habras enloquecido por las reuniones interminables, los analisis de dato, las pruebas, las notas para las empresas de diseño de envasado y modificaciones menores a las especificaciones, pero te rogamos que abandones la idea de escribir directamente el nombre del producto en el envase con un rotulador y dar el día por terminado. Nos lo agradecerás!

Sin embargo, el diseño de la etiqueta de los alimentos a veces se inspira en cosas simples, como la escritura a mano, no obstante hay pequeños defectos que pueden tener un impacto significativo en la forma en que tu producto es percibido por el público. Aquí hay algunos detalles que, si no se cuidan, pueden dañar el diseño de las etiquetas.

El tamaño del tipo de letra Quizás quieras incluir una gran cantidad de información en la etiqueta de los alimentos, pero si tienes que utilizar un tipo de letra de tamaño microscópico con el fin de meter todos los detalles que deseas visualizar, te estás disparando en el pie, hablando en el sentido figurado. Por supuesto, no queremos decir que cada granito de información tenga que ser visible desde 10 metros, pero el nombre del producto si debería ser identificable en un estante de la tienda sin que el cliente tenga que recogerlo. Decidas lo que decidas, en términos de información crucial del producto, ningún detalles es más importante que si el cliente es capaz de leer la etiqueta e identificar tu marca.

La legibilidad del tipo de letra No, no es un crimen querer que tu fuente o tipo de letra sea distinto o interesante, pero no a expensas de una lectura sencilla; las bebidas energéticas y las bandas de death metal tienden a caer en la trampa de los diseños barrocos e ilegibles con mucha frecuencia. Si, el diseño se ve sin duda como si hubiera tomado una gran cantidad de esfuerzo, pero en términos de coherencia, están a la par con el trabajo de Jackson Pollock.

Colocación de la Etiqueta En Occidente, leemos de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Descuidar esta simple tendencia podría hacer que el consumidor pase de su producto enseguida. No, no nos oponemos a desafiar las percepciones de los consumidores mediante el diseño de algo que se distinga de otros elementos en el estante, pero los consumidores particularmente no quieren ser desafiados, sólo quieren saber qué es tu producto y por qué deben comprarlo en dos segundos o menos.

Combinación de Colores Las elecciones de color son similares a tus competencias, cualquier color del tipo de letra que se mezcle con el fondo y cualquier combinación de colores que induzca convulsiones son opciones a evitar.

Diseños anticuados A todos nos gusta la nostalgia - diseños que recuerdan a campañas de marketing de los años 70 y "Mad Men" - pero la nostalgia tarda sus buenos 30 o 40 años en afianzarse, y los elementos de diseño originales tienen que recordar la época en concreto. Esto no es cierto con nada que fuese popular hace 15 años. Hay ciertos elementos de diseño que fueron acogidos universalmente por las consultoras de diseño y comercialización en los últimos años, y muchos de ellos se siguen usando tenazmente. Si quieres que tu marca se vea futurista y trepidante, por favor, por favor, por favor, reconsidera cualquier elemento que se vea como si estuviera atrapado en un túnel de viento. Tu empresa se mueve. Lo entendemos.

Como casi todas la reglas de diseño, muchas de estas pautas se pueden ignorar de forma exitosa, pero estas son, sin embargo, los defectos que nosotros (y seguramente vosotros) hemos visto en los estantes de las tiendas y online que no hay duda que dañan las ganancias del fabricante.